El golf, un deporte de caballeros

El PGA Championship nos dejo muchas cosas. Fue una semana apasionante, donde no hubo un claro candidato, un jugador que destaque por sobre el resto los 4 días, y todos batallaron por la victoria hasta el final.

Más allá de los resultados, nos encontramos con varias curiosidades, como la rotura del drive de Bryson DeChambeau, que no deja de impresionar por su potencia.

También, vimos a un Rickie Fowler realizando una papa con su putter, demostrando que le puede pasar a cualquiera, y  fue una muestra clara del nerviosismo que viven los jugadores en este tipo de torneos, llevándolos al punto de cometer este tipo de errores tontos.

Sin embargo, lo que más nos llamo la atención fue la historia que vivió Rory Mcilroy en la ronda del día sábado, donde demostró la esencia del golf más allá del juego y protagonizando la historia del fin de semana.

El jugador, se encontraba jugando el hoyo 3 y su tiro de salida había termino en el rough, medio cubierta por el mismo. El camarógrafo que seguía al grupo Rory, accidentalmente piso la pelota dejándola enterrada y con un lie aun peor.

De acuerdo con la regla, el jugador debía dropear sin multa y jugar, donde la pelota quede depositada. Rory siguiendo al pie de la letra dropea, y la pelota queda en un lie casi perfecto. Al ver esta situación, el norirlandés exclamó, “no creo que la pelota anteriormente haya quedado así de bien”, considerando que no sería justo jugar la pelota desde ese lie. Por  lo que preguntó si podía empeorar el lie de la misma, desconcertando a los directivos con su propuesta, pero a la cual terminaron accediendo. Luego jugó su tiro y termino realizando un bogey.

Demostró, que a pesar de estar compitiendo en un torneo tan importante, nunca se dejan de lado los valores que representan el deporte. Sin duda, pudo haber jugado desde un mejor lie, pero, al notar que estaba sacando una ventaja con la regla y no considerarlo justo, buscó la manera de equiparar la situación.

Muchos dirán que es un tonto, pero como vimos en varias frases de las redes, el jugador demostró CLASE, ante la situación que se le presento, y claramente su imagen positiva aumento radicalmente.

Queríamos resaltar esta situación que se dio, porque mas allá de que no lo afectaba en la definición del torneo, el jugador de golf a veces se ve beneficiado como Rory, y nunca se plantea si verdaderamente es justo o injusto. Es por eso que la actitud del norirlandés es de destacar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.