El mejor del mundo, ahora con un saco verde

Llegó la semana más esperadas por todos los amantes del golf, Augusta National Golf Club abrió sus puertas y nos regalo un verdadero show.

A pesar de la incertidumbre que había con respecto al COVID-19, se pudo disputar sin problema, aunque algunas tradiciones como la fecha histórica en la que se lleva a cabo el torneo, el público y la competencia de par 3, no pudieron ser parte de esta edición.

El jugador de la semana fue sin duda Dustin Jhonson, que dominó ampliamente durante los cuatro días del torneo. Llegaba con 23 triunfos en el PGA Tour, pero con solo un 1 major. En este último rubro, al estadounidense, ya se le venían escapando varios, y sin duda merecía otro y se encontraba en una situación inmejorable para llevárselo.

No cumplió las expectativas de muchos, sino que las superó ampliamente, domino de punta a punta, dando una de esas  exhibiciones de golf que quedan por siempre en el recuerdo de todos.  Con el drive estuvo automático, y parecía que no podía errar y con su putter estuvo sumamente preciso toda la semana.

Esta combinación, hizo que el -18 de Tiger y Spieth que parecía inalcanzable, pasase a la historia como un score más y por primera vez en la historia del Masters, un jugador tocaba el -20.

Con esta victoria DJ rectifico su gran momento y sigue dando argumentos de porque es el número 1 del mundo.

En cuanto a los latinos, Abraham Ancer dio una gran demostración de lo que es capaz, y si bien no pudo cerrar de la mejor manera, la victoria la semana anterior de su compatriota lo debe haber dado un plus de motivación para pelear por algo grande. El mexicano finalizó en la posición T 13 con un score total de (-8).

Sebastián Muñoz, también cerró una gran actuación, a pesar de la última vuelta y termino en la posición T 19 con un score de (-6).

Párrafo aparte para Abel Gallegos, jugador argentino, ganador del LAAC  que le dió el pasaje para disputar este magnífico torneo. Si bien no pudo pasar el corte, la semana que vivió no se la olvidará nunca, jugo rondas de práctica con estrellas como Mickelson, Fowler y hasta Mcilroy y los primeros dos días con Schwartzel y Day.  Sin dudas inolvidable toda la experiencia para el argentino.

El año que viene el Masters volverá a disputarse en abril, por lo que tendremos que esperar menos días para esta nueva fiesta del golf.

Lo viviste por No Esta Dada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.