El golf es un deporte individual, donde los jugadores luchan contra ellos mismos todos los días, para tratar de mejorar y alcanzar sus objetivos. Es por este motivo que las competencias en equipo son una excepción y generan sensaciones nuevas para todos ellos. La presión cambia de manera significativa, porque su rendimiento afecta a todo el equipo, juegan con y por sus compañeros. A muchos jugadores esto los perjudica, la presión los asfixia y no pueden demostrar su nivel. En cambio, otros jugadores se potencian y sacan lo mejor de sí.

La Ryder Cup es un evento que enfrenta a los mejores jugadores de Estados Unidos y Europa. La pasión que genera el evento en los fans y en los jugadores crea una atmósfera impresionante. Es una verdadera fiesta de golf, donde la algarabía se hace presente durante toda la semana. Las canciones de los fanáticos y sus gritos hacen que cada edición sea muy especial.

Los jugadores viven la competencia con mucha intensidad, con las emociones a flor de piel. Por este motivo vemos grandes festejos con saltos, gritos y abrazos que no solemos ver en un torneo del tour regular, ni siquiera en majors. Patrick Reed callando a la gente, Rory McIlroy gritando en suelo americano “no los escucho” y muchos festejos icónicos más describen a la perfección lo que genera la Copa Ryder. Pero hay un jugador que es un emblema de la competencia y particularmente del equipo europeo: Ian Poulter.

¿Por qué lo apodan “Mr. Ryder Cup”? En 6 ediciones jugadas el récord de Poulter es de 14 partidos ganados, 6 perdidos y 2 empatados. En cuanto a los partidos individuales, nunca perdió, con 5 ganados y 1 empate. Un dato más para graficar su gran historia en este evento: de las 6 ediciones que jugó, Europa ganó 5. Magnífico.

Quizás el momento más emblemático de su carrera se dio en el llamado “Milagro de Medinah” en 2012. Europa llegó al día domingo perdiendo por 4 puntos (10-6 abajo). El comeback en realidad arrancó el sábado por la tarde, de la mano de Poulter. Estando 5 puntos abajo Europa, en el último partido de Fourball del día, Ian Poulter y Rory McIlroy ganaron un punto clave. Mr Ryder Cup terminó con 5 birdies seguidos para festejar en el 18 y darle una inyección de energía a todo el equipo que terminaría ganando la copa el domingo, en suelo estadounidense.

Ojalá pueda participar en más ediciones para agrandar aún más su increíble carrera. Un héroe de Copa Ryder, que con su pasión y sentido de pertenencia ha colaborado al crecimiento de esta hermosa competencia por equipos. Qué lindo sería tener a un Ian Poulter en nuestros equipos.

Créditos – imagen destacada: rydercup.com

Sir Ian Poulter, en modo Ryder

Por @tinchoconsoli

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.