La sequía de seis años de Rory

Al hablar de Rory McIlroy, hablamos de uno de los mejores jugadores de la historia de nuestro deporte. A sus 31 años, ha dejado su marca en los principales eventos, y por momentos… supo dominar. Cuatro campeonatos mayores, 28 triunfos como profesional y un swing que enamora.

Su primer major fue un espectáculo. Con 22 años ganó por ocho golpes el U.S. Open en Congressional (2011), regalando una auténtica exhibición de golf. Rompió 11 récords, incluyendo el mejor score bajo par (-16) y el mejor score total en 72 hoyos (268). La historia de ese norirlandés… recién comenzaba.

Al año siguiente volvería a pisar fuerte, esta vez en el PGA Championship en Kiawah Island, donde sorprendía a todo el mundo el golf ganando (otra vez) por ocho golpes de diferencia. Era su segundo major y recién había cumplido 23 años.

En 2013 Rory cambió su equipamiento, firmando un contrato millonario con Nike, y eso le costó muchos meses de adaptación. Sin embargo, en 2014 volvió a su mejor nivel, y tuvo el mejor año de su carrera. El Open se jugó en Royal Liverpool, y allí McIlroy ganó de punta a punta, jugando un golf impresionante para alzar su tercer major. Pero aquel verano Rory estaba absolutamente encendido, y no pasaría ni un mes….antes que volviera a festejar a lo grande. El PGA Championship en esa ocasión se jugó en Valhalla y el norirlandés terminaría la semana en -16, un golpe menos que Mickelson, para llegar a su cuarto major.

Al terminar aquel torneo, Jack Nicklaus dijo: “creo que Rory tiene la oportunidad de llegar a 15 o 20 majors si quiere. Amo su swing”. Desde ese momento, agosto de 2014, McIlroy no ha logrado ganar ningún major más…

Pero sería injusto hablar de un fracaso, o de una grave caída en su rendimiento… porque Rory ganó 12 torneos desde el PGA Championship 2014, incluyendo el Players, el Tour Championship (2 veces) y dos Campeonatos Mundiales de Golf. Fue número 1 del mundo por muchas semanas y estrella de la Copa Ryder.

Es cierto, no pudo seguir sumando en la lista más importante de todas, pero la competencia fue enorme. Aparecieron jugadores como Jordan Spieth, Justin Thomas, Dustin Johnson y Brooks Koepka, que no le hicieron las cosas fáciles.
.
Desde su último triunfo en Valhalla 2014, Rory quedó 12 veces en el Top 10 en campeonatos mayores. Eso habla de que se puso en posición muchas veces… pero no pudo cerrarlo. ¿El problema? Posiblemente mental, en varias ocasiones arrancó muy mal los torneos, quizás por las expectativas que tiene al llegar a cada major, y al saber que la mochila se hace cada vez más pesada.

Todo el mundo del golf se lo pregunta, ¿cuándo volverá Rory a ganar un major? Su swing sigue siendo tan especial como siempre lo fue, no tiene problemas de lesiones y apenas tiene 30 años.

¿Se vienen los mejores años de su carrera?

¿Podrá completar el Grand Slam ganando el saco verde?

¿Por qué crees que le viene costando tanto llegar a su quinto major?

Foto:  Icon Sportswire via Getty Images

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.