Lo mejor y lo peor del Masters de Augusta

El Águila del fin de semana: Hideki Matsuyama: con este triunfo Hideki si transformó en el primer golfista masculino japones en ganar un Major, y lo hizo nada menos que en el más importante de todos. Se acomodó muy bien en el leaderboard el sábado y el domingo adminsitró muy bien su ventaja. Si bien terminó ganando por un golpe, salvo tras su agua en el hoyo 15 que le valió bogey y birdie a su seguidor, su triunfo nunca estuvo en riesgo. Manejó la presión mejor que todos y dio la sensación de que los demás jugaron y amenazaron hasta que tuvieron chances reales de volverse punteros.

Zalatoris se le acercó tras dos hoyos con birdie al inicio del día pero luego de un bogey en el 3 volvió a quedar siempre a más de dos golpes. Schaufelle estuvo cerca sólo por un momento pero por lo general se ubicó a tres, cuatro o hasta cinco golpes. Matsuyama jugo parejo todo el torneo y se lleva un triunfo enorme, del que es difícil cobrar real dimensión. Todos los medios coinciden en que el impacto de este triunfo será enorme en Japón, país fanático del golf.

En cuanto al otro que quedó cerca de ser águila, Will Zalatoris… no diremos mucho por ahora ya que en cualquier momento le tocará encabezar esta sección. Solo cabe mencionar que este era su debut en Augusta y fue uno de los mejores del Field, tecnicamente hablando, el segundo mejor.

Los birdies: dos cortitos y al pie:

Jordan Spieth el primero en la historia en… anotar cuatro birdies al hoyo 10. Con putt de lejos, con putts de cerca y hasta con chip de afuera. De jueves a domingo birdies. El promedio del field en ese hoyo durante todo el torneo estuvo por encima del par.

El otro birdie: la cobertura del evento desde la página web y redes sociales de Augusta. Si no pudieron seguir todo, o si quieren revivir algún momento, no se pierdan la web del torneo. Se puede ver golpe por golpe de cada jugador, en cada una de las cuatro rondas del torneo. Además hay información del campo, del diseño de los hoyos, de los momentos especiales del torneo, etc. De yapa, los videos y fotos que suben la página o en su Instagram no tienen desperdicio. Para repetir una y otra vez…

https://www.instagram.com/p/CNZxKLGgach/?utm_source=ig_web_button_share_sheet

El bogey: fea la actitud Si Woo Kim: Kim venía jugando una excelente ronda el viernes. En el hoyo 14, tras sus dos primeros golpes sacó el putt desde fuera del green para acercarse al hoyo, si bien no la dejó dada, el golpe fue bueno y se dejó una buena chance de par. Erró por muy poco el putt y finalmente cerró con bogey. El primero del día. Su ronda venía siendo muy buena y con estos cinco golpes quedaba en -3.

Fue tal el enojo del jugador que, de forma inentendible, le dio un golpazo a su putter contra el suelo y lo dobló. A partir de esto tuvo que puttear sus últimos cuatro hoyos con la madera tres. Querido Kim, si te vas a enojar así por un bogey en Augusta te quiero ver haciendole 10 o 12 al hoyo dos de La Orquidea… ¡Así no!

Otro bogey, de Top 5 a fallar el corte: no hay dudas de que el Masters resultó muy distinto al de noviembre pasado. Las condiciones de juego cambiaron mucho y el campo pareció otro. «Habrá que ver cómo juega la cancha…» Esta frase cobra sentido en torneos como este, quienes siguieron ela acción los cuatro días habrán notado las distintas formas de jugar al green y alrededor del mismo.

En cuanto al bogey de la semana, DJ y Rory. Ninguno pasó el corte, mientras que hace unos meses DJ fue campeón y Rory top 5. Dustin quedó a dos golpes del corte. Cuando caminaba al filo de la clasificación realizó tres bogey en los hoyos 15, 17 y 18. Rondas de 74 y 75 lo dejaron fuera del torneo mucho antes de lo que todos esperábamos.

Por el lado de Rory, hace unos días supimos que comenzó a trabajar con un nuevo «Swing Coach», Pete Cowen. Si bien los más optimistas esperábamos que hiciera click y jugara Augusta como suele jugarla (en sus últimas siete apariciones en el torneo fue top ten seis veces, no fallaba el corte desde 2010), las cosas no salieron de la mejora manera. Falló el corte por 3 golpes, y finalizó con score de +6. Rondas de 76 y 74. Una perlita del jueves: el segundo tiro del hoyo 7 salió errado por la derecha, si bien el jugador gritó para alertar al público hubo alguien que no escuchó y recibió el impacto de la bola en su pierna. El fan golpeado resultó ser el padre de Rory, Gerry McIlroy, quien dijo que esperaba recibir un guante autografiado.

El triple bogey: sólo hay un triple bogey posible esta vez. El de Xander Schaufelle en el Hoyo 16. En el único momento en que Matsuyama tambaleó, en la única ventanita para meterse a dar pelea, después de cuatro birdies consecutivos. Agua en el 16 y triple bogey. Este dato es tremendo: para Schaufelle este fue el primer triple bogey en 1042 hoyos jugados en Majors.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.