Un científico suelto en Detroit

Albert Einstein dijo una vez: «El genio es 1% de talento y 99% de trabajo duro». Máxima que describe al ganador del Rocket Mortgage Classic, en su segunda edición en el PGA Tour. Bryson DeChambeau no deja de sorprender con su golf agresivo que cada vez más le rinde a montones, firmando una tarjeta de 23 golpes bajo el par para coronarse campeón.

No solo fueron las bombas con el drive. Ya que de ciencia se trata, basta con encontrar las evidencias. Primero en juego sobre el green y primero de tee a green. Parecía imposible que con dicha estadística, Bryson no ganara. El líder antes de la salida final, Matthew Wolff, no pudo aguantar la embestida de su rival, que poco a poco se fue acomodando en una cancha bastante amigable y democrática con los golfistas. Son seis ya las temporadas consecutivas que DeChambeau triunfa en el PGA Tour.

Cerrando con el grupo argentino, Fabián Gómez fue el que mejor se desempeñó en el campo, terminando en el puesto 30. Emiliano Grillo fue algo más irregular, finalizando en el puesto 39. No obstante, Emiliano se va sintiendo cada vez mejor, siendo el segundo torneo consecutivo que pasa el corte.

¡Felicitaciones Bryson! ¿Habrás cambiado este deporte para siempre?

Créditos de imagen: Getty Images

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.