Un futuro inmenso, ahogado en un mar de lamentos

¿Qué pasó con Matteo Manassero?

Año 2009, un joven italiano de 16 años pisaba fuerte en el mundo del golf. Con una sonrisa amplia y un juego corto majestuoso, se convertía en el ganador más joven de la historia del British Amateur Championship.

Gracias a ese logro, Matteo debutó en el Open, donde ganó la «Silver Medal» por terminar como el Mejor Amateur, en el puesto 13. Recordemos, con solo 16 años de edad. Increíble.

A fines de ese glorioso 2009, llegaría a la cima del ránking mundial de aficionados. En el Masters del 2010, el de Verona se convertía en el jugador más joven de la historia en pasar el corte en Augusta. Tres años después, el chino Guan Tianlang le rompería ese récord, al pasar el corte con 14 años de edad (récord absoluto en cualquier torneo de PGA Tour).

Casi un mes después de Augusta, Matteo se hizo profesional. Ganaría su primer torneo en el European Tour en octubre, por cuatro golpes. Rompía otro récord más, siendo el ganador más joven en la historia del circuito del viejo continente. Por supuesto, fue nombrado como Rookie del Año.

Ganaría de nuevo en el 2011 y en el 2012, convirtiéndose en el primer jugador en la historia del mencionado tour en ganar tres torneos antes de cumplir 20 años. Luego de ganar por cuarta vez, en el BMW PGA Championship, 2013 significaría su llegada al puesto 28 del ránking mundial. Paul McGinley, pieza clave en la Ryder Cup 2002 para Europa, declaraba en ese año: «es el futuro del European Tour, así como fue Seve a su edad».

Nadie hubiera imaginado, ni los más pesimistas, que en los 7 años siguientes no ganaría ni un solo torneo más. Pero así fue. ¿Qué fue lo que pasó?

La mayoría de especialistas hacen referencia a cambios en su swing para ganar distancia. Decisión respetable teniendo en cuenta que, para 2013, se ubicaba fuera del top 100 en el ránking de ‘Distancia desde el tee‘.

Poco a poco la frescura de sus inicios, se fue convirtiendo en miedo, en dudas. Desde 2015, año en el cual pasó solo 5de 22 cortes, su carrera ha ido en caída libre. Entre mediados de dicho año y principios de 2016, 15 fueron los torneos sin jugar el fin de semana.

Luego de que terminaran sus cinco años de tarjeta asegurada en el Tour (por aquel prestigioso BMW PGA Championship), Matteo perdió el exemption en 2018, al no pasar el corte de la Escuela Clasificatoria para el European Tour.

Al año siguiente las pesadillas continuaron, alternando entre el Challenge Tour y el anterior, fallando el corte en 17 de los 18 torneos disputados. Sin lugar a dudas, devastador para cualquier golfista.

Actualmente ocupa el puesto 1517 del ránking. Este año disputó solo dos torneos de una gira de tercera categoría en Europa, llamada Nordic Golf League (llamados torneos satélites). Lamentablemente, no superó el corte en ninguno de los dos.

Qué lejos parece estar aquel bambino con sonrisa pegadiza. Qué lejos parece estar aquel ránking N°28, aquellas cuatro victorias con tan solo 20 años.

Un joven que prometía ser la futura estrella del Golf Europeo, ahogado en un mar de lamentos. ¿Lo positivo? Matteo tiene apenas 27 años, tiene tiempo para recuperarse. ¿Podrá algún día volver a los primeros planos del golf mundial? Es una incógnita que solo él podrá resolver.

Por Martín Rodríguez Consoli – No Está Dada

Créditos de la Imagen Destacada: telegraph.co.uk

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *