Un triunfo de siete

Segundo torneo que voló en este retorno post – pandemia del PGA Tour. En un Día del Padre muy especial, el americano Webb Simpson se llevó la corona en el RBC Heritage, con un final para el infarto.

Los latinos rozaron verdaderamente el trofeo: Abraham Ancer y Joaquín Niemann embocaron todo, en un día domingo que tuvo que suspender su jornada momentáneamente por mal clima. En el caso del mexicano, apenas un golpe lo separó de un posible playoff. Por su parte, el trasandino había redondeado un sábado espectacular desde el green, pero un bogey en los hoyos finales lo alejó un poco de la punta, empatando el quinto lugar con el español Sergio García. Otro que arrancaba con chances era Carlos Ortiz, pero el mexicano fue algo irregular y totalizó una ronda de dos golpes sobre el par.

El caso de Abraham merece un párrafo aparte: estuvo primero en todas las estadísticas. De tee al green, fairways acertados y putts, entre otras, pero increíblemente no le alcanzó. Es cuestión de tiempo para verlo levantar un trofeo en el Tour.

Simpson redondeó un golf punzante y certero. Sin la presión de jugar en el último grupo, anotó siete golpes bajo el par en otra ronda de ensueño. Es su segunda victoria de la temporada, y que lo posiciona en el primer lugar de la carrera para la FedExCup.

Es, sin dudas, una victoria familiar: padre de cinco hijos, supo ganar el US Open 2012 casualmente también en un Father’s Day. Y si con eso no basta, también le regaló la victoria a su mujer Taylor en el Players Championship 2018, en un Día de la Madre.

¡Felicidades Webb!

Créditos de imagen: PGA Tour

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.