Los tiros de la semana: WGC WORKDAY AT THE CONCESSION

Segunda entrega de los mejores y peores tiros del fin de semana, en el primer WGC del año en donde tuvimos un golf de altísimo nivel.

El ganador indiscutible (su primer WGC), Collin Morikawa, tomó la punta el sábado y no la largó más, a pesar de que varios pudieron habérsela disputado; entre ellos Rory McIlroy, Scottie Scheffler y la terna que se quedó con el T2: Brooks Koepka, Viktor Hovland y Billy Horschel.

No hubo corte, por lo cual se pudo disfrutar del mismo field todo el fin de semana, con momentos memorables y alguna que otra decepción.

A continuación, el top 3 de los mejores (y peores) tiros del torneo:

LO MEJOR

  1. Viktor Hovland – domingo – hoyo 13

Quizá el mejor golpe del torneo, y ejecutado por quien quizá también se lleve el peor. Una tremenda salvada de Viktor en el engañoso par 5 del hoyo 13, sacándola de los arbustos, para dejarla a metro y medio para birdie. Un candidato que pudo haber obtenido su primer WGC de no ser por algunos (y determinantes) altibajos en su juego.

  • Abraham Ancer – domingo – hoyo 6

Gran sacada del bunker para el Turco, para llevarse el birdie y escalar en el tablero. Un jugador sumamente talentoso y completo. Seguramente lo tendremos muy arriba en los próximos torneos (minuto 0:33):

  • Brooks Koepka – jueves – hoyo 2

Quizá la confirmación de lo que pensábamos hace un par de torneos. Aún con dolores en su cuello y algunas molestias más, el golf de BK está de vuelta. Un tremendo dardo desde el crossbunker de la derecha (184 yardas), y mucha agua en juego, para dejarla a dos metros para birdie (minuto 1:23):

BONUS TRACK

Para cerrar, increíble ace de Trevor Simsby en el par 3 del hoyo 6. Una perfecta línea y un generoso pique. Para verlo varias veces (minuto 0:01).

LO PEOR

  1. Viktor Hovland – viernes – hoyo 9

¿Qué hiciste Viktor!? Después de un mal tiro de salida al crossbunker izquierdo, el segundo fue mucho peor. Directo al native area atrás del hoyo, eligió jugarla desde ahí y la pasó al bunker del green. Hasta ahí, el bogey era negocio. Lo que vino después fue un show de desaciertos incluyendo una pelota injugable y posterior dropeo en el camino de carros, para terminar haciendo un 8 que lo descolocó por completo en la lucha por la punta.

  • Patrick Reed – viernes – hoyo 3

Topazo con la madera de Reed. La pelota voló bajo y poco (122 yardas) y cayó en el segundo crossbunker del hoyo. De todas maneras terminaría haciendo birdie, aprovechando su consistencia alrededor y en el green.

  • Rory McIlroy – jueves – hoyo 17

Doloroso segundo tiro para Rory en el par 5 del 17. Tras haberse salvado de milagro desde el tee, le quedaron 220 yardas para llegarla al green. Todos la vimos en el agua y (otra vez) milagrosamente pudo jugarla. Quedó en anécdota ya que pudo salvar el par y seguir (minuto 6:36).

Fuentes: PGA TOUR – OFFICIAL YOUTUBE ACCOUNT

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *