El Albatros en la historia del Masters

Augusta National Golf Club lo tiene todo. Es sin dudas un campo de golf que combina belleza y dificultad en sus hoyos casi en la armonía de una orquesta sinfónica. 

Allí, en su verde césped rodeado de una flora impactante, cierto tipo de aves han aterrizado solo por emergencia. Golfísticamente hablando, por supuesto. Solo cuatro hombres en la historia del Masters han podido realizar un Albatros.

Augusta presenta en su bello par 72 cuatro hoyos de par 5:

  • Hoyo 2: Pink Dogwood (575 yardas)
  • Hoyo 8: Yellow Jasmine (570 yardas)
  • Hoyo 13: Azalea (510 yardas)
  • Hoyo 15: Firethorn (530 yardas)

Aquí, se da el primer dato curioso: los cuatro tiros fueron cada uno en un hoyo diferente. Los primeros dos, de Gene y Bruce, con maderas. Jeff y Louis, por su parte, necesitaron apenas hierros. Posiblemente, la tecnología cada vez más avanzada también juega su parte.

El primero en realizarlo fue Gene Sarazen, en el Masters de 1935 embocando su segundo tiro en el 15. Lo siguió en 1967 Bruce Devlin, con el doble – águila en el 8. En tercer lugar, Jeff Maggert la embocó desde 222 yardas para hacer vibrar Azalea. Por último, y el más recordado fue el albatros del sudafricano Louis Oosthuizen, con un fantástico tiro en Firethorn, superando 253 yardas con su hierro 4.

Aquí, se da el segundo dato curioso: tres de los cuatro golpes se dieron en la ronda final. Por otra parte, Jeff Maggert es el único golfista en la historia en tener dos Albatros en dos majors diferentes, habiendo logrado su otro hito en el Abierto Británico de 2001, disputado en Royal Lytham.

De los cuatro jugadores mencionados, solo Gene Sarazen se llevó la chaqueta verde. Pero los algunos no se quedaron atrás: en 2012, Loui fue el runner-up de la competencia, perdiendo en el segundo hoyo de desempate frente a Bubba Watson. En el ‘67, Bruce Devlin terminó dentro del Top-10. En adición, el sudafricano Oosthuizen es el único que ha logrado ganar el Par 3 Contest, allá por 2010. 

Aquí, se da el tercer dato curioso: Maggert terminó en el último lugar del Masters (dentro de los jugadores que pasaron el corte), aún habiendo embocado en dos tiros su par 5. Claro, una injusta crueldad. 

También hablamos de una hazaña difícil de alcanzar: en la historia de los cuatro majors solo han habido 16 Albatros: el resto están repartidos dos en el Abierto de los Estados Unidos, siete en The Open y tres en el PGA Championship. Y de los 16 golpes, solo dos culminaron en una tarjeta de campeón.  

Apenas algunos datos de color para paliar esta acefalía de Golf. Porque no hay otra semana en el calendario como la semana del Masters. 

El Albatros del sudafricano en 2012, desde todos los ángulos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.