Masters de 1986: el Gran Oso Dorado

Era el Masters N°50. Jack Nicklaus llegaba luego de dos años de sequía en el PGA Tour y ya acumulaba seis sin majors. Muchos daban a su carrera por terminada.

El jueves un 74 lo puso en peligro de corte clasificatoria y con un 71 en la segunda ronda quedaba a seis golpes del puntero Severiano Ballesteros. En el Moving-Day, el Oso se despachaba con un 69 para quedar a cuatro del nuevo puntero Greg Norman y en la pelea junto a otros grandes jugadores como Tom Kite, Bernhard Langer, Nick Price y Tom Watson.

En una de las ultimas rondas más excitantes en la historia del Masters, donde cinco jugadores distintos tuvieron momentáneamente la punta del campeonato, Jack Nicklaus quedaba un poco relegado luego de jugar sus primeros ocho hoyos en (E) par. Tres birdies consecutivos al 9, 10 y 11 le daban una luz de esperanza. Jack haría águila al 15 y birdies consecutivos al 16 y 17 para quedar solo en la punta con un 65 y total de (-9). Mientras tanto, en el último grupo Ballesteros no hacía pie, cayendo al agua en el 15 y haciendo tres putts al 16 para quedar fuera de la pelea. Por su lado, Norman volvía de un doble-bogey al 10, con cuatro birdies al hilo al 14, 15, 16 y 17 para empatar a Nicklaus en la punta.

Un bogey al último hoyo le daba uno de los tantos golpes que Norman recibiría en Augusta y hacía que Nicklaus cumpliera con lo imposible: ganar su sexta chaqueta verde y su major N°18, un hito que tal vez nunca nadie imitará.

El major N°18 de Jack: nadie tiene más que él

Créditos de imagen destacada: Masters.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.