Nuevo capítulo de la “maldición” de Tony Finau

PACIFIC PALISADES, CALIFORNIA - FEBRUARY 21: Tony Finau of the United States reacts after making a putt for birdie on the 17th green during the final round of The Genesis Invitational at Riviera Country Club on February 21, 2021 in Pacific Palisades, California. (Photo by Harry How/Getty Images)

La consagración de Max Homa en The Genesis Invitational no fue más que un desenlace habitual al que, tristemente, Tony nos tiene acostumbrados. Son detalles durante los momentos cruciales los que lo siguen privando de la tan ansiada victoria, pero siendo pura y exclusivamente una cuestión mental, más de uno se pregunta si realmente podrá algún día lidiar con esa carga, cada fin de semana más difícil de llevar.

Fue en 2016 cuando consiguió su primer, y hasta ahora, única victoria en Puerto Rico. Venció en un desempate de 3 hoyos a Steve Marino, mostrando un juego muy seguro, aunque fallando un putt clave para campeonar en el 2do hoyo, lo que pudo haberle costado muy caro. Con la victoria consumada, parecía que Finau habría aprendido a no volver a perdonar oportunidades tan claras en un tour tan competitivo, pero no fue así, es más, todo lo contrario.

Sus cualidades golfísticas no dejaron de crecer, a tal punto que para 2018 ya contaba con más de 20 top 10s en su carrera, entre ellos en The Masters. Pero junto con las oportunidades, también llegaban las decepciones. Finalizó en el 2do lugar en 3 oportunidades esa temporada, recordando entre ellas en el WGC-HSBC Champions, en donde cayó en desempate contra Xander Schauffle, luego de liderar durante gran parte del fin de semana y comenzar con 3 golpes de ventaja el domingo.

Lejos de rendirse, el estadounidense logró mantener el nivel y el año siguiente volvió a posicionarse en puestos altos, 3ro en Augusta y 5to en The Open, y también a pelear por la victoria, por supuesto, sin conseguirlo. La problemática de Finau a la hora de cerrar los torneos se había vuelto una constante, que no hizo más que incrementar su inseguridad a la hora de dar los golpes finales.

Uno de los más claros ejemplos fue el WM Phoenix Open de 2020, en dónde cerró el sábado con una vuelta de 62 golpes (-9) y el día definitorio con 70 (-1), dónde salió desde el tee del hoyo 16 con 3 golpes de ventaja, y fallando otro putt desde los 8 pies para liquidar el torneo, que luego perdería en el desempate contra Webb Simpson. “Tuve una gran chance esta semana. Desafortunadamente, no ocurrió, pero mi juego está mejor que nunca y tengo más confianza de la que alguna vez he tenido” declaraba luego del torneo.

Para el inicio de 2021, si no lo había hecho antes, Tony se decidió a acelerar a fondo en búsqueda de su trofeo, a tal punto que para febrero ya llevaba 2 semanas seguidas en el top 5, teniendo la oportunidad en The American Express de comenzar el día domingo compartiendo el liderato del certamen.

The Genesis Invitational, torneo que casualmente ya había tenido a Tony Finau en ese tan doloroso 2do lugar en 2018, no aparentaba del todo accesible para él. Field ultra competitivo, vientos que provocaron la suspensión momentánea del juego y unos irregulares primeros 3 días no hacían imaginar a nadie la posibilidad de verlo en los primeros puestos. Pero, contra todo pronóstico, Finau sacó a relucir todo su talento y con una tarjeta de 64 golpes (-7) logró igualar en la cima a Max Homa, quién falló un putt de menos de 4 pies para ganar en el último hoyo.

Parecía estar todo dado para que el nacido en Utah termine de una vez por todas con la racha negativa, y se paró en el tee del hoyo 10 totalmente decidido a hacerlo. Habiendo fallado Homa, eran nuevamente 8 pies los que lo separaban a de consagrarse, pero falló, y así volvió a perdonar al oponente, en lo que pareció un flashback de años anteriores. Un dato alarmante, Tony Finau llevaba 27 hoyos seguidos sin fallar desde dentro de los 10 pies, hasta el playoff. Con un tiro de antología, Max Homa logra salvar el par, mientras Finau desde el bunker solo alcanzaba el bogey, lo que sentenció un nuevo 2do lugar para este gran golfista.

Sintetizando, ya son 37 los top 10’s de Tony luego de su victoria en 2016, con nada más ni nada menos que 8 segundos puestos. A pesar de todo, siempre optimista, declaró que se encontraba muy lejos aún de dejar de intentarlo, y que solo era cuestión de tiempo la llegada de su victoria, en un deporte en dónde lo común es perder.

Y mientras lo siga intentando, siempre va a encontrar a los fanáticos que lo respalden, que casi tanto como él anhelan esa tan esquiva segunda victoria.

Foto: Harry How / Getty Images

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *