PGA Tour: Barracuda Championship, el moving day que no fue

Si hay algo que hace extraordinario a este deporte es la imprevisibilidad. Nadie sabe qué va a pasar hoyo a hoyo, y mucho menos día a día. La combinación de presión, cansancio, mentalidad, alguna que otra dosis de suerte (buena o mala), todo eso puede influir en el desempeño de cada jugador en el campo. Y justamente, es lo que torna al golf un deporte atrapante.

Bien, alguna o todas esas cosas parecen haberle pasado a Emiliano Grillo hoy. Arrancar con bogey es malo, pero en formato stableford no es tan penalizante. El birdie en el hoyo 2 hacía pensar que rápidamente se iba a recuperar y retomar el envión que mostró jueves y viernes. Sin embargo, no fue así. Firmó 13 pares consecutivos (la paciencia lo premió con un birdie al 17) y un bogey al 18; y si bien no está lejos (sexto puesto y a 7 puntos del primero, Adam Schenk) es una lástima que no haya podido mantener y ratificar el liderato. Lo que es innegable es que el resto del campo también juega y hace birdies, motivo por el cual el hecho de no haber bajado los otros dos par 5 lo condicionó y relegó en el tablero. Mañana domingo saldrá en el anteúltimo grupo para buscar esa tan ansiada segunda victoria en el Tour.  

Andrew Putnam venía muy firme pero un doloroso doble bogey en el 16 lo frenó. Comparte el segundo lugar con el sudafricano Erik Van Rooyen, quien desplegó un gran golf hoy (67 golpes).

En cuanto al resto de los latinos que pasaron el corte, el tucumano Nelson Ledesma fue quien quedó mejor ubicado después de grillo. Tarjeta de 68 golpes y puesto 16 compartido. Mientras que Mito Pereira también tuvo un buen día, pero está lejos en el puesto 42 (+18). En tanto, Fabián Gómez y Camilo Villegas no lograron sumar y se mantienen en el puesto 64 y 66 respectivamente.

Dicho esto, mañana será un día de emociones. La cancha aparentemente seguirá jugando como lo hizo hasta hoy, quizá un poco más difícil que los días previos. Veremos qué ubicaciones de bandera nos depara el día final. Si algo es seguro, como se dijo al principio, es que la imprevisión será el ingrediente principal.

Seguilo minuto a minuto en No Está Dada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.