PGA Tour: un Grillo suena fuerte en el Barracuda Championship.

Segundo día en el torneo “B” de este fin de semana en el Tour, pero no por eso exento de emociones y excelente golf, sobre todo para Latinoamérica.

Emiliano Grillo tuvo un día para el recuerdo, firmando una tarjeta de 63 golpes (+17 en stableford) y se ubica primero en soledad tras 36 hoyos. Ya habíamos adelantado ayer que la cancha le queda muy cómoda al chaqueño, y hoy lo demostró con creces. No sólo jugó un golf muy sólido (impecable de tee a green y muy confiado con el putter), sino que tampoco hizo bogeys, situación que lo refuerza mentalmente de cara al moving day. Otro corte superado para él y la clara oportunidad de demostrar que está para pelearle mano a mano a los mejores del mundo. La proyección del ranking en la Fedex Cup lo catapulta al puesto 28 y hoy está en puestos de Tour Championship, su gran objetivo esta temporada.

El resto de los latinos tuvo, como en la primera ronda, una jornada agridulce. Ledesma y Fabián Gómez ratificaron lo hecho ayer y se ubican dentro del top 30, mientras que Camilo Villegas terminó +10 (+7 hoy) y pasó el corte con lo justo. Mismo caso para Mito Pereira, que hoy estuvo con algunos altibajos pero el birdie en el 18 lo hizo entrar por la ventana al fin de semana.

Distinta es la situación para Rafa Campos, que la luchó y mucho pero no alcanzó el corte. El Pigu Romero nunca se encontró con su juego y queda afuera por mucho.

Otros grandes protagonistas del día fueron Adam Schenk y Joel Dahmen, los escoltas del argentino. Finalizaron con +19 y +10 respectivamente hoy. La cancha, como se dijo ayer, jugó en condiciones muy óptimas para ver scores bajos (altos para el formato) y tiros espectaculares como el águila desde el fairway que nos regaló Gary Woodland.

Mañana se perfila muy parecido. Pero con el condimento de que es tiempo de ratificar lo hecho en las primeras dos jornadas. Será fundamental para Grillo no desesperarse por hacer birdies “a lo loco”, sino evitar los bogeys y sin pensar tanto en el tablero ni en Adam Schenk que demostró estar muy inspirado. Salir en el grupo final siempre es una presión extra, pero que los pros transforman en incentivo.

En conclusión, tenemos todos los condimentos para que este torneo nos haga olvidar por un rato qué está pasando en Memphis con el WGC Fedex St Jude. A cruzar los dedos y hacer fuerza por los nuestros.

Seguilo minuto a minuto en No Está Dada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.