¿Qué nos dejó y qué importancia tiene el Torneo Nacional Junior?

Hoy finalizó uno de los torneos más importantes y reconocidos del país, el Torneo Nacional Junior. Es uno de esos torneos que uno de chico sueña jugar. Deja unas experiencias inolvidables, y cada uno de los jugadores, comienzan a conocer a quienes jugarán con ellos en el futuro, generando una relación importante, como en algunos casos es la amistad. El torneo se jugó en la reconocida cancha de los Lagartos Country Club, ubicado en la Provincia de Buenos Aires.

El torneo se juega en dos días, para los albatros (2008-2009) se juegan treinta y seis hoyos (dieciocho por día), y para los eagles (2010-2012) y birdies (2021-2014) dieciocho (nueve por día). De esta forma, los chicos aprenden a competir en un torneo más largo, así van conociendo como es tener que definir un torneo al día siguiente, ir a hacer una mejor vuelta que la del día anterior, etc.

Birdies:
Varones: El ganador fue Maximiliano Orueta, con un total de sesenta y cinco golpes (-7), quien hoy hizo una vuelta de treinta y dos golpes (-4), para así vencer por dos golpes a Pedro Orueta. El subcampeón realizó hoy treinta y cinco golpes (-1) y es quién en el día de ayer estaba puntero. Pero Maximiliano supo jugar un nivel sobresaliente para así poder ganar. Igualmente fue un muy buen torneo de ambos, quienes nos demostraron que probablemente ganen muchos torneos en el futuro.

Mujeres: Amaia Fiuri se coronó como la campeona nacional, luego de finalizar el torneo habiendo hecho setenta y seis golpes (+4). La jugadora del Villa María Golf Club, había finalizado el día de ayer puntera, y esa presión de estar primera no le pesó, ya que hoy hizo treinta y siete golpes (+1). La escolta fue Abril Bonofiglio con ochenta y dos golpes (+10). Ella comenzó el día en el cuarto puesto, y su vuelta de 40 golpes (+4) la ayudaron a escalar dos posiciones en el tablero.

Eagles:
Varones: Mauricio Rodríguez es el campeón del torneo. Supo hacer setenta golpes (-2) en ambos días, con dos vueltas de treinta y cinco golpes (-1). Se lo notó tranquilo a la hora de tener que definir una competencia de esta magnitud. Gino Cecchetto es quién finalizó en el segundo puesto con setenta y dos golpes (par). En el día de hoy hizo treinta y cinco golpes (-1), que lo ayudaron a subir puestos en el tablero.

Mujeres: Sofia Cabrera ganó el Torneo Nacional Junior en una asombrosa definición para ver si la ganadora era ella o Nicole Uminski. Sofi se consagró campeona con setenta y ocho golpes (+6), con una última ronda de treinta y siete golpes (+1). Nicole finalizó el día de hoy con una vuelta de treinta y nueve golpes (+3), para así terminar el torneo con un total de setenta y nueve golpes (+7). Cabrera ayer estaba a un golpe de Nicole, y supo cerrar bien para así llevarse el titulo.

Albatros:
Varones: Jeremías Porta Araoz es un jugador que ya en las categorías de menores pelea y gana torneos, esta no fue una excepción. Se consagró campeón nacional en el día de hoy, con un total de ciento cuarenta y ocho golpes (+6). Hoy cerró el torneo con setenta y cinco golpes (+4). El subcampeón fue Estanislao Maradei, otro chico que será (y es) buenisimo. El jugador de las Mulitas Golf Club salió segundo por un golpe detrás de Porta Araoz con ciento cuarenta y nueve golpes (+7), quién hizo lo mismo que el campeón en la última ronda.

Mujeres: Sol Mendoza es quién ganó el torneo con un total de ciento cuarenta y nueve golpes (+7). Hoy jugó otro nivel ya que hizo setenta y dos golpes (+1), y fue la mejor vuelta del día por cuatro golpes. La subcampeona fue Carolina Mailhos con una suma de ciento cincuenta y dos golpes (+10) y una vuelta final de setenta y seis golpes (+5). Ayer Mendoza se encontraba a dos golpes de Ana Giuliano, quien se encontraba en el primer puesto luego de dieciocho hoyos, y hoy no pudo jugar su mejor nivel.

El Torneo Nacional Junior debe ser uno de los mejores torneos del año, y de los más esperados, no solo por los chicos, sino por todos los fanáticos del golf. En Lagartos jugó el futuro del golf del país.
Algunos seguramente tengan la oportunidad de representar a sus países en campeonatos sudamericanos y también llegar a formar parte de la Copa Los Andes, que se jugó semanas atrás. También si uno repasa quienes ganaron en el pasado, se encontraran con nombres que han trascendido en nuestra historia reciente.
Aunque lo que se les enseña a los chicos en este torneo, además de competir, es fomentar la amistad y compartir momentos con golfistas de todo el país. Muchos de los que jugaron estos días, serán (y algunos ya lo son) grandes amigos que el deporte les dejará para toda la vida.


Desde No Está Dada los apoyamos hoy y los apoyaremos siempre

Por Marcos Antonini

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.