¡No se olviden del hermano menor!

Sensaciones encontradas en la vuelta del golf. Luego de nueve semanas parece que la actividad vuelve a tomar su rumbo. Un deporte sin público, pero que ha sabido entretener a los miles de televidentes y algunos afortunados que pudieron caminar los fairways de los mejores campos de Estados Unidos.Pero esta vez, el contexto vuelve a modificarse. Tal vez porque, ni más ni menos, se viene el primer major del 2020.

COVID mediante, el PGA Championship le arrebató el debut anual a las azaleas de Augusta. El hermano menor de la familia más célebre en los torneos de golf. Para su edición número 102, TPC Harding Park, en San Francisco, será el hogar de una cita con mucha historia. Segunda vez que este campo aloja un torneo grande, debutando en la élite en la recordada Presidents Cup del año 2009.

El PGA Championship se estableció con el propósito de brindar un torneo de alto perfil específicamente para los golfistas profesionales. Esto contrasta con los otros tres grandes campeonatos, dos de los cuales son organizados por organismos íntimamente relacionados al deporte amateur (US Open y The Open), y el otro por un club privado fundado por un aficionado (mal llamado) de toda la vida como Bobby Jones (The Masters). 

Este origen aún se refleja en su sistema de entrada.Siendo el único major que no invita explícitamente a los principales amateurs a competir (a excepción de entrada en base a un sponsor relativo al torneo o habiendo ganado otro Grand Slam ese mismo año), reserva en su lugar numerosas plazas para ‘profesionales de club’. Dichos golfistas se juegan su chance en el torneo denominado PGA Professional Championship, disputado semanas antes de la gran cita.

El Priority Ranking es el siguiente:

  1. Todos los ex campeones del PGA Championship
  2. Ganadores de los últimos cinco US Open
  3. Ganadores de los últimos cinco Masters
  4. Ganadores de las últimas cinco ediciones del Abierto Británico
  5. Ganadores de las últimas tres ediciones del Players Championship
  6. Campeón reinante del Senior PGA Championship
  7. Top 15 de la edición inmediatamente anterior del PGA Championship
  8. Top 20 del PGA Professional Championship
  9. Los 70 líderes en la money list del PGA Tour (comenzando una semana antes del PGA Championship del año anterior y terminando dos semanas antes del PGA Championship del año actual)
  10. Miembros de los más recientes equipos de la Ryder Cup de Estados Unidos y Europa, siempre y cuando estén entre los 100 primeros del ranking mundial, a partir de una semana antes del comienzo del torneo
  11. Cualquier ganador de un torneo co-patrocinado o aprobado por el PGA Tour desde el anterior PGA Championship

Al igual que los otros Abiertos y a diferencia de Augusta, el PGA Championship también rota su sede. Southern Hills CC lidera el host, con cuatro ediciones alojadas en su haber y con una quinta en su horizonte para el año 2030. La respaldan, con tres ediciones cada una, campos de la talla de Oakmont, Valhalla, Firestone y Whistling Straits, lo que habla del objetivo de la PGA of America de potenciar año tras año el nivel competitivo de un evento a veces castigado frente a sus hermanos mayores.

Vayamos a los campeones. Por lógica, los Estados Unidos reúnen 83 victorias y 53 campeones diferentes. Muy lejos lo sigue Australia, con cinco trofeos de cinco golfistas distintos. Walter Hagen y Jack Nicklaus lideran el palmarés con cinco victorias cada uno. Desde el jueves, Tiger Woods intentará colarse y empatar el récord de sus compatriotas en búsqueda de su major número 16. 

Entre otros hitos que podrán suceder, Jordan Spieth podría completar el Grand Slam de carrera, habiendo ganado el Masters y US Open en 2015, y The Open en 2017. Por su parte, Brooks Koepka quiere ser el primer tricampeón consecutivo de un major en los tiempos modernos del golf. 

Curiosidades. Históricamente y hasta 2017, el PGA Championship era el último major en el calendario de la temporada. De esta manera, presentaba el grupo de Tee Time más famoso del planeta: lo conforma el trío de los campeones reinantes de los otros majors de ese año. Para esta oportunidad el mencionado Koepka, Gary Woodland (US Open) y Shane Lowry (The Open) serán los privilegiados. ¿Por qué Brooks? Simplemente por la postergación del Masters de este año para noviembre, que dejó vacante el puesto original del dueño del green jacket y fue otorgado al campeón defensor del PGA Championship.

Por otra parte, debido a la cancelación del PGA Professional Championship por la pandemia, el grupo de los 20 fue determinado en base a la tabla de posiciones del PGA Professional Player of the Year.

Y ahora sí, los premios. No todo es dinero y trofeo en metálico:

  • Cómo las flores de Augusta: al igual que el Masters, triunfar en el PGA otorga invitación de por vida para futuras ediciones
  • Los hermanos sean unidos: ganar el PGA Championship otorga invitación por cinco años a los otros tres majors
  • Relajación: Cinco años de tarjeta asegurada en el PGA Tour
  • Surfeando las playas de Hawaii: como el resto de los campeones de la temporada regular, hay spot asegurado para el Tournament of Champions de Kapalua

Un torneo con verdadera identidad. Un torneo donde Argentina intentará completar su propio Grand Slam con la participación del chaqueño Emiliano Grillo. Un torneo major. Apenas dos días para la primera cita grande del golf para 2020. Golden Gate Bridge, ¡allá vamos!

Por Federico Wiersba

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *