El emocionante final en Caves Valley y los boletos a East Lake

Y quedaron 30 nomas. El BMW Championship termino de definir quienes tienen el boleto definitivo para viajar a East Lake, pero mas importante para muchos de ellos es como se va a conformar su calendario para la próxima temporada, es que llegar al Tour Championship les significa entrar a los Majors además del status completo para jugar y armar su año como deseen.

Este torneo se caracteriza no solo porque estamos el ultimo dia pendientes de los primeros lugares, sino que la acción pasa también por los que forman parte de la famosa burbuja, las posiciones cercanas al puesto 30 de la fedex, que fluctúan birdie tras birdie y bogey tras bogey.

En esta pelea los que sufrieron hasta ultimo momento y lograron meterse fueron Erik van Rooyen, con una ultima vuelta espectacular de 65 golpes y ocupar el puesto 27. Sergio Garcia que con un arranque furioso de -4 en 4 hoyos se puso a tiro de la punta del campeonato, pero el hoyo 5 iba a frenar el envión con un doloroso doble bogey, finalmente con ronda de 69 se metio con lo justo. Otro que esta acostumbrado a estar contra las cuerdas en esta instancia es Billy Horschel, que en la temporada pasada entro exactamente en el puesto 30. Hoy clasifico en el 29. Duro el final de KH Lee que con bogey al ultimo termino puesto 31. Charley Hoffman y Alex Noren son dos que estuvieron en algunos momentos adentro para finalmente quedar afuera por poco. Lo curioso es que Patrick Reed sin jugar por problemas de salud ocupo el puesto 30, pero lo mas probable es que no pueda participar.

En cuanto a la punta, como era de esperar se transformó rápidamente en un match play. Lo de Bryson y Cantlay fue algo espectacular desde el drive del 1 hasta el putt del 18. Un mano a mano como hace tiempo no veíamos, con golf de altísimo nivel. Se fueron prestando la punta a lo largo del dia, pero la parte emocionante llego en el final. 

En paridad absoluta llegaron al par 5 del 16, Bryson pego una de sus bombas del dia en el fairway y Cantlay fallo por la izquierda, pero el problema iba a ser el segundo que también iba a quedar en el pasto largo dejandose un mal angulo para atacar, y asi fue, quedo en la parte de atrás del green en bajada obligándolo a jugar a la defensiva. El tiro de aproximación no fue el mejor y se dejaba unos 3 metros para par. Bryson hacia el birdie, pero Cantlay pudo con la presión e hizo el par.

En el par 3 del 17, Dechambeau hizo corto su tiro al green dejándola en el rough. Pero increíblemente Patrick iba a abrir su tiro de salida terminando en el agua. Gran tiro de recuperación y se dejo de nuevo casi 3 metros. Mal contacto de Dechambeau y ahora el enfrentaba la chance de par de mas de 2 metros. Cantlay mete, Bryson no. Al tee del 18 con uno de ventaja BD, los dos con tiros correctos se dan la chance Patrick de mas lejos, pero como hizo a lo largo de la semana mete por el medio y Bryson tenia su chance, pero no, fallaba, y en los Playoffs otra vez a playoff.

El desempate fue un espectáculo en si mismo, como hace mucho no se vivía, por el golf, por las emociones, cuando parecía que terminaba, todo volvía a empezar. Pares en los primeros 3 hoyos, y al 18 OTRA VEZ. Pero Bryson ahora terminaba en el pequeño arroyo de la derecha y todo parecía volcarse a favor de Cantlay, que con dos tiros perfectos se daba la chance de birdie. Bryson dropea y el tercero fue impresionante, quedando a metro y medio para par. Empate de nuevo y al siguiente.

La tensión iba creciendo y la luz se iba acabando, quinto hoyo de desempate, tee del 17. Dos golpes de antología, el primero de Bryson a poco mas de 2 metros y un cachetazo de Cantlay respondiendo plantándola a 80 cm. Otra vez iguales y otra vez al familiar hoyo 18. Driver al medio de ambos, segundo de Cantlay corto de la bandera y en subida en posición de atacar. Bryson fue por la izquierda con un buen golpe pero ahora tenía un putt en bajada.  La clínica de Patrick sobre el green continuaba y bajo presión, la pelota entraba por el medio y terminaba en el fondo del hoyo. Dechambeu a matar o morir pero no podía ser agresivo, y asi fue, la perdió por la derecha y Cantlay se convertía en el campeón del BMW Championship con una estadística sobre el green surrealista. 14,57 golpes ganados contra el field en putting. Algo muy difícil de dimensionar en el nivel que juegan los mejores del mundo, es una gran diferencia y que le permitió convertirse en el mejor esta semana y llegar a East Lake con la mayor ventaja y favorito a llevarse la Fedex.

La semana que viene, final a toda orquesta con los 29 mejores de la temporada (faltara Reed) y en una sede conocida, que siempre entrega espectáculo. Veremos quien será noticia y se llevara no solo el trofeo sino la bolsa mas grande del golf.

Polo Wells para No esta dada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.