Lo mejor y lo peor del BMW Championship: Cantlay vs DeChambeau

Doble bogey: se terminó para varios de los nuestros

En el anteúltimo torneo de la temporada, donde sólo juegan los 70 mejores jugadores del Tour, es lógico que no haya muchos puntos bajos. Basta mirar el leaderboard para entender que a esta altura andan todos bastante derechitos. Ningún jugador terminó el torneo sobre par, los “peores” terminaron en -1 y son nada menos que Champ, Ortiz, Kisner y Mickelson.

Los ubicamos en doble bogey solo porque los despedimos hasta la próxima temporada, pero desde ya que su performance ha sido más que positiva todo el año y se celebra. Seis latinos llegaron al BMW Championship, y de ellos dos seguirán adelante. 

Ortiz, Grillo, Vegas y Muñoz quedaron afuera del top 30 de la temporada. No iba a ser fácil meterse ya que todos arrancaron el BMW lejos del puesto 30, Ortiz 38, Grillo 55, Muñoz 59 y Vegas 61. A lo largo del año  cada uno supo pelear torneos y hasta ganar. Vegas tuvo tres segundos puestos, Grillo un segundo puesto y otros dos top tens. Ortiz ganó en Houston y además fue cuarto y octavo. Muñoz, tercero, cuarto y noveno puestos. Siempre dieron que hablar, siempre tuvimos alguno protagonista, y el año que viene seguramente seguirá siendo así. Hay golf latino para rato… De Niemann y Ancer hablaremos la semana que viene, ¡cuando disputen el Tour Championship!

Los bogeys: Bryson y Cantlay al 17

Venían muy prolijos, sin errores graves. Bryson sin bogeys en el día y Cantlay con uno en el 9. El par 3 en el hoyo 17 podía ser decisivo para la definición del campeonato. Primero tiró DeChambeau y quedó corto, parecía ventaja para Cantlay que tiraba segundo, peeeero… la tiró al agua. La ventaja entonces pasaba a Bryson, quien ya ganaba por un golpe. 

Cantlay llegó al green en su tercer tiro y Bryson pegó muy mal el segundo desde un lie complicado, erró su putt y terminó en bogey. Cantlay, de lejos, embocó y también fue bogey.

Finalmente, más allá de tantos errores, ninguno sacó ventaja y llegaron al 18 con  la misma diferencia de uno a favor del bombardero. 

Birdies: 

No es que quiera hablar solo de Cantlay y DeChambeau, pero hicieron de todo este torneo. No puede quedar afuera el birdie de Cantlay en el 18 el domingo, para empatar la punta y forzar el playoff embocando desde lejísimos. Pasó de estar afuera en el 17 después de tirarla al agua a meterse en el desempate con un tremendo putt en el 18.

Otra de los líderes: la ronda de 60 golpes el viernes para DeChambeau. Ocho birdies y dos águilas… eso, más ocho pares. En varias ocasiones podría haber sumado un birdie y llegar a 59 golpes, el que más dolió seguramente fue el del hoyo 18. Menos de dos metros de distancia y muy “embocable” por la forma en que venía jugando el green. ¿Se puede hacer -12 y terminar con mala cara? Sí, en golf se puede. 

Águila: la definición y, por supuesto, el campeón. 

La definición del torneo fue espectacular. Venimos viendo playoff desde hace cuatro torneos (cuando Ancer le ganó a Matsuyama y Burns) y durante el año tuvimos muchas definiciones de estas. La de ayer fue atrapante de principio a fin…

Fueron seis hoyos de desempate, cuatro veces el 18 y dos el 17. El playoff, más los  dos hoyos finales de la ronda tuvieron de todo. Muchos drives al medio del fairway, pelotas al agua para los dos, putts de larga distancia, putts cortos errados, papas, tirazos, birdies, pares y bogeys… Siempre pareció que Bryson llevaba algo de ventaja, salvo cuando en el cuarto hoyo su tiro de salida terminó en un arroyo, ahí se recuperó dejándola casi dada. Varias veces tuvo putt para ganar pero nunca lo liquidaba. Cantlay zafaba, una, dos, tres veces y más. 

Cuando ya casi no había luz fueron a jugar el hoyo 17, otra vez el par 3. A esta altura ya parecía broma. Bryson la dejó servida tras un tirazo de salida. Parece birdie seguro. Pega Cantlay y LA DEJA MÁS CERCA. Embocan un putt sencillo y  es birdie para los dos. 

Sexto desempate, hoyo 18. Dos bombas al medio. Está cada vez más oscuro. Dos tirazos al green. Ninguno falla. Otra vez de lejos Cantlay emboca y es birdie, ahora la presión es para Bryson que tiene que tirar obligado a meter un putt complicado… Hasta acá llegó, erra por poco y Cantlay se lleva el triunfo después de trabajarlo muchísimo. Se escapó de la derrota varias veces y finalmente logró su tercer triunfo en el año. Enorme victoria para él que llega al Tour Championship como número 1. ¡Felicitaciones Patrick! 

Mientras analizabamos la definición con los compañeros de NED alguien explicó a la perfección lo que pasó: “Los goles que no hacés en un arco te los hacen en el otro…” 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.