El LAAC visita nuevamente Teeth of the Dog en Casa de Campo, la joya de Pete Dye

teeth of the dog

El golf latinoamericano no da respiro, y la próxima parada del calendario será el torneo amateur mas emblemático, el que otorga al ganador premios únicos para cualquier golfista: pasaje al Masters y al Open.
Se trata, claro está, del Latin America Amateur Championship, o LAAC. Este prestigioso certamen
que nuclea a los aficionados latinos se dará cita una vez más (tercera vez, para ser
precisos) en la cancha insignia del complejo turístico Casa de Campo, en República Dominicana:
Teeth of The Dog (“Diente de Perro”), una obra de arte diseñada por Pete Dye y que abrió sus
puertas en 1971.


Qué decir del famoso arquitecto, quien junto a su mujer Alice, dejó su estampa indeleble en numerosos campos de golf americanos, tales como PGA West, Kiawah Island, TPC Sawgrass, entre muchos otros.
En esta cancha en particular, nos encontramos con un diseño sinceramente increíble. Dye fue contratado para que diseñara un campo en unos terrenos muy secos que había cerca de una plantación de caña de azúcar en La Romana, pero una vez allí y al explorar la línea costera pensó que podría crear algo realmente extraordinario.

Con la colaboracion de 300 trabajadores dominicanos se preparó el campo trayendo tierra en carretas desde zonas del nterior y hubo incluso que romper zonas de roca a base de martillos, picos y cinceles. Fue un trabajo artesanal, un campo hecho literalmente a mano, resultante en tres extraordinarias canchas de golf.

Siendo, obviamente, Diente de Perro la más emblemática; sus hermanas menores fueron bautizadas The Links y Dye Fore. El trazado de Teeth of The Dog se caracteriza, por el constante protagonismo del mar, entrando en juego en 7 de sus 18 hoyos, siendo quizás el hoyo insignia el par 3 del hoyo 5, con vistas incomparables al océano, pero también con mucho riesgo para quien decida atacar banderas.


El mismo Pete Dye definió esta cancha de una manera singular y memorable, al puntualizar que el trazado fue “moldeado por ‘el de arriba’”, y que él diseñó “solamente once hoyos, Dios se encargó del resto”.
Seguramente nos encontremos nuevamente con un espectáculo imperdible, como en las dos ediciones anteriores en las cuales se albergó el LAAC. La inmediata anterior fue la recordada victoria de Álvaro Ortiz en 2019, y este año será especial ya que Abelito Gallegos intentará revalidar el título conseguido en 2020 en Mayakoba.
Allí estaremos cubriendo el minuto a minuto de todos los latinos y especialmente los nuestros.

Manu Huergo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.