Entrando al fin de semana del Open más esperado

Con sabores diversos en la boca se nos fue el 2do día de competencia en St Andrews. Por el lado de arriba, un australiano Cameron Smith que hizo temblar los récords en la cuna del golf y con un total de -13 logra el score más bajo luego de 36 hoyos en esta sede. Un jugador con un toque único que ahora lleva 2 de ventaja pero tiene un pack de jugadores más que interesantes siguiendolo de cerca. Cameron Young saldrá en el grupo final y en el anteúltimo juego lo harán nada menos que Rory McIlroy y Viktor Hovland. Otros nombres que figuran cerca son el ex nro 1 del mundo Dustin Johnson y el actual Scottie Scheffler, además de Tyrrell Hatton, el reciente ganador del US Open Matt Fitzpatrick y Adam Scott.

83 jugadores entrarán al fin de semana en búsqueda de la ansiada Claret Jug. De los nuestros, 4 dirán presente el fin de semana: Abraham Ancer (T-18), Joaquin Niemann, Sebas Muñoz y el amateur Aaron Jarvis, estos dos últimos pasando el corte en el número. Una gran experiencia para el argentino Jorge Fernandez-Valdez en su primer major y darse el gusto de hacerlo en este escenario es un lujo del que el cordobés se nutrirá a futuro con seguridad.

La parte triste y emocionante de la jornada fue la despedida del torneo de Tiger Woods. El 15 veces ganador de majors no tuvo su mejor performance y quedó fuera del corte en esta histórica edición. En el último hoyo, que lo viera levantar el trofeo en 2 oportunidades (2000 y 2005), Tiger se emocionó hasta las lágrimas luego de pasar el Swilcan Bridge. Parecen no quedarle muchos actos más al Tigrem que tantas alegrías nos dio a lo largo de estas últimas décadas, pero lamentablemente hoy su físico le pasa una factura demasiado grande cómo para poder enfrentarse a la potencia y tenacidad de esta nueva generación. Ojalá verlo en la próxima edición que se dispute en St Andrews donde muchos especialistas consideran que es su mejor chance para llevarse un nuevo major si es que el Tigre alinea los planetas.

Entramos de lleno al fin de semana de un Open histórico. La cuna del golf intenta imponerse al paso del tiempo, a las nuevas tecnologías y pretende seguir siendo un gran test de golf. 14 par 4s, 2 par 3s y 2 par 5s. Un trazado natural, frente al mar, labrado por las ovejas hace más de 500 años, que aunque hoy quede corto a las distancias actuales, está lejos de quedar corto a ser la prueba más representativa para proclamar al nuevo Champion Golfer of the Year. A sentarse frente a la tv y disfrutar. Esta edición es y será única.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.