Especial LAAC: los campeones amateurs en el Masters

Se acerca el Latin America Amateur Championship, y es sabido que el premio mayor para el ganador, más allá del prestigio nada despreciable de ungirse como campeón, es el boleto al major más codiciado por -casi- todos, ni más ni menos que el Masters en Augusta National.

Desde su edición inaugural en 2015, el LAAC catapultó a jóvenes amateurs a una de las canchas más emblemáticas del mundo para que puedan disfrutar de la experiencia que brinda jugar semejante torneo, y, por qué no, soñar con ser el mejor aficionado o incluso pelear en los puestos de arriba.

Aquella primera edición que se jugó en Pilar Golf Club (Argentina) le permitió al chileno Matías Domínguez ser pionero en la adquisición de este boleto. No logró pasar el corte, pero para él fue lo de menos. Dos rondas de 76 golpes (+8) lo dejaron afuera del fin de semana.

En 2016 fue el turno de Paul Chaplet, costarricense, que se llevó el LAAC justamente en Diente de Perro con 285 golpes, en una reñida definición que incluyó al argentino Alejandro Tosti y al hoy consagrado Joaco Niemann. Chaplet fue al Masters que vio campeón a Danny Willett, en ese recordado meltdown de Jordan Spieth, pero tampoco pudo superar el corte; de hecho, terminó último con rondas de 83 (+11) y 82 (+10).

Llegó 2017 y con él el triunfo de Tomás “Toto” Gana en Panamá. En un tremendo playoff contra Álvaro Ortiz y Joaquín Niemann, el chileno ganó el LAAC y con él el boleto a Augusta National. Pero, y en consonancia con las actuaciones anteriores de los campeones amateurs en el Masters, tampoco pudo pasar el corte y por mucho. 161 golpes (+17) lo dejaron afuera del fin de semana.

La edición de 2018 del LAAC fue especial en todo sentido. Merecidamente y después de dos años de estar ahí de ganarlo, Joaco Niemann se llevó el campeonato nada menos que en su propio país, en el Prince of Wales Country Club en Santiago de Chile. Con una ventaja de 5 golpes sobre Álvaro Ortiz, consiguió su boleto a Georgia cargado de ilusiones. Su golf le daba una espalda muy grande para competir contra los mejores. Falló el corte, pero dejó una impresión excelente en todo el circuito y a sabiendas de que a partir de ahí nacería un gran jugador. Luego del Masters, Joaco se hizo profesional y ganaría en Greenbrier su primer título del Tour.

2019 trajo otro campeón muy merecido en el golf latinoamericano. Álvaro Ortiz se llevó el último LAAC disputado en Casa de Campo con una ventaja de dos golpes sobre el costarricense Luis Gagne. Pero no sucedió solamente eso. En la recordada edición del Masters que vio campeón a Tiger Woods, en lo que quizás sea el comeback más recordado de la historia del golf, el mexicano logró pasar el corte y se transformó en uno de los mejores amateurs, y casi le arrebata la Silver Cup a Viktor Hovland, quien se llevó el premio de mejor aficionado por solamente 1 golpe. Fue la primera vez desde 1999 que cuatro amateurs pasaron el corte. Ortiz quedó empatado en el puesto 36 con jugadores de la talla de Tommy Fleetwood, Rafa Cabrera Bello, Henrik Stenson y en ese momento el campeón defensor Patrick Reed. Una actuación memorable en lo deportivo y personal para el jugador azteca.

Finalmente, en 2020 los argentinos tuvimos una gran alegría. Nuestro querido Abelito Gallegos se adjudicó el LAAC en Mayakoba, junto con todas las ilusiones de ver nuevamente a un compatriota disputando el torneo de maestros en Augusta.

No fue fácil para Abel jugar el Masters, con toda la presión de ser un primerizo en semejante certamen. No logró pasar el corte, pero dejó en claro que tenía y tiene muchísimo futuro como golfista profesional y que seguramente, es de esperar, volverá a jugarlo.

Este año las mochilas vuelven a cargarse de esperanza para nuestro golf, tanto argentino como latinoamericano en general. La camada local se encuentra jugando en un gran nivel, como vimos con la consagración de Mateo Fernández de Oliveira en el Abierto Sudamericano Amateur.

Desde No Está Dada les brindaremos la mejor cobertura con la previa, las cuatro rondas minuto a minuto y demás especiales para que disfruten de un campeonato único en el mundo en el emblemático trazado de Pete Dye.

Manu Huergo para No Está Dada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.