Lo mejor y lo peor del fin de semana: WGC Dell Technologies y Corales Puntacana

Este fin de semana tuvimos nuevamente doble competencia, y además doble sistema de juego. El Corales Puntacana se jugó con el tradicional formato Medal, mientras que en el WGC se jugó formato Matchplay, es decir «mano a mano».

Las águilas: Rafa Campos y Emi Grillo en Corales, además, Billy Horschel ganador del WGC Dell Matchplay

En su camino hasta el trofeo venció a: Scheffler en la final (dos arriba y un hoyo por jugar), Victor Perez en semis (3 y 2), Tommy Fleetwood en cuartos (en hoyo desempate), y Kevin Streelman en octavos (3 y 1). En su grupo venció también a Homa y Morikawa.

Más allá de esto, nos vamos a centrar en lo que pasó en el otro torneo del fin de semana, en Corales Puntacana. El puertoriqueño Rafa Campos terminó segundo y Emi Grillo sexto. Gran torneo para los dos.

Rafa Campos terminó su ronda del sábado empatado en el primer puesto. El domingo peleó hasta el final y terminó a un golpe del ganador Joel Dahmen. En el hoyo 18 estuvo muy pero muy cerca de embocar un putt que lo metía en un play off. Con rondas de 68, 69, 69 y 71, cerró su score en -11.

Emi tuvo un sábado donde todo le salió bien y firmó 65 (-7). El domingo se trepó a la punta temprano luego de hacer birdie 2 y águila al 4, lamentablemente a continuación hizo un doble bogey y perdió posiciones. Siguió jugando parejo y a la vuelta hizo 6 pares, dos bogeys y otro águila. Pintaba para top five pero en el 17 un bogey lo hizo quedarse con el sexto puesto. Sus rondas fueron de 70, 73, 65 y 71.

Excelente torneo para los dos. El resto de los latinos que pasaron el corte: Vegas T18, Zanotti T22, Gomez T56.

Acá el leader board de ambos torneos:

Birdies: el sistema Matchplay y cómo ganar un playoff con clase:

¿Por qué es birdie un torneo con formato distintos al tradicional? Porque permite al espectador ver a los golfistas enfrentandose a sus rivales de manera mucho más directa. Se suele decir que al Golf se juega contra la cancha, en estos casos no, se juega contra el rival y se juega hoyo a hoyo viendo quién gana y quién pierde. Es algo distinto y para el espectaculo resulta novedoso. Si tenemos en cuenta que el torneo es categoría WGC (World Golf Championship, más premios y más puntos que los torneos regulares), el peso de cada match es todavía mayor. ¿Otro plus? La acción se desarrolla entre miércoles y domingo… ¡Un día más para ver!

Una de las perlitas del fin de semana es la del playoff que ganó Sergio García en los octavos de final. Se enfrentaba a Lee Westwood en su match. Tras 18 hoyos fueron a playoff para desempatar, empataron en el 1, el 2, y el 3… llegaron al hoyo 4, par 3. Buen tiro de Westwood y el turno para Sergio. Buen impacto, buena linea, buena distancia y ¡HOYO EN UNO! Fin del playoff y a cuartos de final derecho.

El bogey: el fin de semana, el WGC se pinchó:

Queríamos ver esas rondas elminatorias enfrentando a Bryson con DJ, JT con Rory, Tony Finau, Zalatoris, Reed, Morikawa, … la realidad es que si bien en un WGC son todos top players, muchos de los que ganaron sus grupos fueron «sorpresa». Obviamente eso hizo que los enfrentamientos fueron un poco menos espectaculares de lo que nos hubiera gustado. En un solo grupo ganó el jugador mejor rankeado, John Rahm, ganó el grupo 3 por sobre Palmer, Lowry y Muñoz.

Hablando de enfrentamientos poco espectaculares, duele decirlo, pero la final entre Horschel y Scheffler fue un duelo bastante aburrido. Flojo nivel por parte de los dos y ritmo de juego muy lento. Muuuuuuuy lento…

Doble Bogey: ningún latino pasó de la zona de grupos en WGC Dell Technologies:

Nos entusiasmaba mucho tener a cuatro representantes latinos en el torneo, Muñoz, Niemann, Ortiz y Ancer. Lamentablemente ninguno pudo pasar a la segunda ronda y nos quedamos sin verlos en pantalla el fin de semana. Los que más cerca estuvieron fueron Joaco Niemann, quien perdio un desempate para pasar de ronda con Bubba Watson (en dos hoyos); y Abraham Ancer quien perdió con Streelman (tras un hoyo).

Insistimos siempre con esto, es doble bogey porque nos ponemos en «hinchas» y siempre los queremos ver arriba, pero lo cierto es que es un gran momento para nuestro golf. Hay un grupo de golfistas cada vez más grande que ya son parte del elenco estable del PGA Tour. Por dar un ejemplo de su nivel: Niemann le ganó el duelo a un multiple campeón como Patrick Reed, antes de eso empató sus otros dos matchs con Bubba y Bezuidenhout. El triunfo latino está al caer…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.