Lo mejor y lo peor del fin de semana: Zurich Classic of New Orleans

Este fin de semana vimos un torneo distintos a todos los demás en el tour, el Zurich Classic se juega con un formato diferente al que estamos acostumbrados a ver, y por allí empezaremos. El birdie de la semana es para el torneo en su totalidad… veamos por qué:

El Birdie: Zurich Classic of New Orleans:

Esta semana que pasó vimos el único torneo del año que se juega en parejas, además de eso combina dos modalidades de juego distintas, fourball y foursome. En el fourball (cuatro pelotas) cada jugador juega su pelota y al finalizar el hoyo se anota el mejor resultado de la pareja. En el foursome se alternan los golpes entre los jugadores de la pareja.

Clasifican a este torneo los 80 mejores jugadores del ranking mundial que se hayan inscripto, y estos eligen a la pareja que quieran siempre y cuando sean miembros del tour. Cada jugador del equipo ganador se lleva 400 puntos para la FedexCup y clasifica a invitationals como el Players.

Si bien faltaron algunas de las grandes estrellas del Golf, el torneo contó con nombres importantes y nos permitió ver a nuestros jugadores disputando un torneo de una forma muy diferente a la que nos tienen acostumbrados. El golf es apasionante y lo amamos, pero es cierto que por momentos puede parecer algo monótono… el Zurich Classic of New Orleans nos presenta algo distinto y por eso se lleva el birdie de la semana.

El águila de la semana: la pareja ganadora, Marc Leishman y Cameron Smith

La pareja de australianos resultó ganadora del torneo tras vencer en Playoff a los sudafricanos Oosthuizen y Schwartzel. Ambos equipos lograron un muy buen score en la modalidad fourball del jueves y sábado (-9 en cada ronda), y comenzaron el día domingo en el grupo final con un golpe de diferencia, arriba los sudafricanos.

Del playoff hablaremos en la sección triple bogey… antes de eso repasemos qué implica esta victoria para cada uno. Para Leishman esta es la sexta victoria en el tour. Su primer triunfo se dio en el Travelers Championship de 2021, además ganó el Arnold Palmer Invitational en 2017. Dato curioso… Leishman disputó otro playoff en su carrera, en 2015 definió el Open Championship de ese modo ante Zach Johnsohn ¡y Louis Oosthuizen! En esa ocasión perdió ante Johnsohn y finalizó tercero-

En cuanto a Cameron Smith, esta es su tercera victoria en el tour, y la segunda en este torneo (ya había ganado en 2017). Cada uno de los ganadores se llevará algo más de un millón de dolares, pero eso no es lo más importante. Con este triunfo Smith deberá cumplir su promesa y cortarse el pelo… adios a uno de los peinados más comentados en el tour.

El bogey: afuera los nuestros desde temprano

Tuvimos tres argentinos disputando el torneo, Ledesma y Gómez como pareja, y además al Pigu Romero jugando con Jhonattan Vegas. Ledesma y Gómez ingresaron al field como primeros suplentes, en cambio Romero fue invitado a formar dupla por Vegas.

Ninguna de las parejas pasó el corte y nos dejaron con ganas de seguirlos el fin de semana. Durante el jueves nos ilusionamos con los buenos rendimientos de ambos equipos, pero el viernes quedaron lejos del corte, a cuatro golpes. Otra pareja que quedó afuera y nos llamó la atención fue la de Morikawa y Wolff

El triple bogey: el desenlace en el playoff

Pobre Oosthuizen pero nos la vamos a agarrar con él… Este fue el tercer playoff que disputó en su carrera y el tercero que perdió. En 2012 perdió nada más y nada menos que el Masters de Augusta ante un tal Bubba Watson, en 2015 perdió el Open Championship (lo comentamos más arriba) y ahora el Zurich Classic.

Un bogey por cada playoff perdido. Más allá de la estadística, lo duro de ver fue el tiro de salida en el desampate. La modalidad para el primer hoyo desempate era foursome, cada jugador debía ejecutar un tiro y su compañero el siguiente. La pareja sudafricana pegó primero, el tiro de salida le tocó a Oosthuizen. Esto pasaba:

En todo el día Oosthuizen había errado un solo fairway, a él le correspondía el tiro de salida en los hoyos pares y a su compañero en los impares. ¿Habrá pensado en la victoria antes de pegar? ¿en el premio? ¿en la plata? Lo cierto es que dando esa ventaja en la salida se hizo todo bastante sencillo para que Smith y Leishman se lleven el hoyo y, por lo tanto, el torneo.

Qué difícil y qué lindo que es el golf… si te hubiera tocado a vos ese tiro, ¿qué palo pegabas?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.