Lo mejor y lo peor del PGA Championship

Doble bogey: la debacle de Tringale

Tringale terminó la primera ronda entre los 10 mejores, con score de -2. Tras cuatro hoyos el viernes la cosa iba aún mejor, un birdie y tres pares… ¿qué podía salir mal?

Comenzando por el hoyo 10, la ronda fue así: triple bogey en el hoyo 14, QUÍNTUPLE bogey en el hoyo 16, CUÁDRUPLE BOGEY en el hoyo 17, y bogey en el 18. ¡Cameron sumaste 13 golpes de más en 4 hoyos! Imposible recuperarse de un golpe así; dos birdies en la vuelta no alcanzaron para hacerlo pasar el corte que se ubicó en +5. Fue + 8 total para él y de la ilusión del inicio al golpazo del viernes hubieron 12 golpes de diferencia. Misma cancha, mismo jugador…

Mis amigos y compañeros de golf tienen una definición técnica para situaciones como está… Cameron, te caiste como un piano.

Bogey: Koepka no pudo apretar:

La definición del torneo fue de las más entretenidas que hemos visto en el año. Tras un primer hoyo en el que parecía que Koepka se lo llevaba por delante (birdie para él y bogey para Phil), los dos jugadores intercambiaron golpes y hasta el hoyo seis la punta en el leaderboard. Al llegar al hoyo 7 estuvieron empatados, luego Mickelson se alejó a tres golpes, y hasta a cinco, para terminar ganando por un margen de dos golpes.

SI bien Lefty hizo todo bien para llevarse el torneo, la realidad es que su ronda final la terminó en +1, y fue justamente a un golpe de distancia que Koepka comenzó el día domingo. Con una ronda en par a Koepka le hubiera alcanzado para forzar un playoff. Ahora bien, Brooks terminó en +2, con bogeys en el 7, 10, 11 y 13, y doble bogey al 2. Fue su única ronda sobre par en el campeonato… ¿Habrán sido los nervios?

Birdie: Emi Grillo siempre al top

Tan alto es el nivel de Grillo que nos parece lógico verlo top 50 en cualquier torneo del año, incluso pretendemos más y hasta él se muestra como si no hubiera hecho gran cosa. En una cancha dificilisima, en un torneo donde todos lucharon y muchos fueron castigados, Emiliano logró no solo pasar el corte, sino jugar el fin de semana en -2 y colocarse en el puesto …

Tuvo un arranque difícil, con un score de 77 (+5) que le pesó durante todo el torneo. Lo positivo es que el viernes peleó hasta el último golpe para pasar el corte. Se veía afuera, pero dos birdies en los últimos tres hoyos lo metieron adentro. Esos últimos hoyos fueron jugados a la perfección para seguir con vida sábado y domingo.

El Sábado jugó en par, y el domingo cerró con birdie para -2 en el día y +3 en el torneo. Otro buen campeonato, otro major entre los mejores y una vez más la bandera argentina representada con garra, lucha y buen golf.

Águila: Abraham Ancer y un domingo excelente

El Turco marcó el mejor score en esta edición del PGA Championship, lo hizo el día domigo y le valió el ascenso a través de 50 puestos del leaderboard. Con 65 golpes pasó del puesto 58 a empatar en el octavo. Ronda sin bogeys, 7 birdies, embocó todas y prácticamente no cometió errores.

Este fue su mejor resultado en Majors. Cada vez mejor el Mago, cada vez mejor los latinos. ¿Gana este año?

Atentos al debút de la nueva sección… el ALBATROS de la semana es, nada más y nada menos que para Phil Mickelson:

Phil Mickelson es ahora el golfista de mayor edad en ganar un Major. Con casi 51 años, dejo atrás la marca de Julius Boros, quien había ganado a los 48 años. ¿Por qué es tan increíble lo de Mickelson? ¡Porqué la marca que rompió es de 1968!
El deporte en general se ha vuelto cada vez más físico, en cualquier disciplina que veamos notamos como los deportistas se transformaron en atletas de élite, desarrollando sus cuerpos y músculos casi a la perfección. El golf no escapa a esa lógica y es por eso que esté triunfo vale tanto. Impsoible no pensar, por ejemplo, en la obsesión de Bryson para ganar distancia, al ver a Mickelson pegando «bomba» tras «bomba».

El triunfo de hoy significó el sexto Major para el jugador, desde 2013 (British Open) no ganaba uno de los torneos grandes.
Un triunfo especial, el número 45 para él en el PGA Tour. En una cancha dificilisima y muy pero muy larga. Tras tres rondas bajo par, Mickelson comenzó el domingo lider a un golpe de Koepka, más allá del difícil inicio en el hoyo 1, administró su ventaja y nunca puso en riesgo su triunfo. Fue emocionante verlo ganar de nuevo, con la gente viviéndolo intensamente y muy cerca suyo. Sin dudas hemos visto uno de los momentos grandes del golf esta tarde…
Felicitaciones a Mickelson y ¡qué viva el golf!

Acá el leaderboard final

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.