María Cabanillas: La Joyita Del Sur

Cierren los ojos por un minuto e imaginen la Cordillera Argentina. Un destino turístico extremadamente popular, que tiene mucho para ofrecer. Desde esquí y snowboard hasta escalada, todo tipo de actividad se puede disfrutar en el sur; sin mencionar los chocolates y mermeladas artesanales que enamoran. En los últimos años, el sur obtuvo protagonismo en un ámbito en el cual no era tan popular en el pasado: el golf nacional e internacional. Hace casi dos meses se jugó el Neuquén Argentina Classic en el Chapelco Golf Club, torneo que pertenece al calendario del PGA Tour Latinoamérica. Para la ciudad de San Martin de Los Andes, el torneo fue un evento de gran envergadura, y así también lo fue para María Cabanillas, la joven jugadora de Chapelco que, con tan solo 15 años, se convirtió en la primera mujer en recibir una invitación para participar en el campeonato de caballeros.

Quizás ahora se estén preguntando, ¿Quién es María Cabanillas? La joven golfista, oriunda de San Martin de Los Andes, es nada más y nada menos que la ganadora del Ranking Argentino de Menores de 15 años, Campeona Sudamericana Pre Juvenil 2019 y Campeona del Optimist International, torneo disputado en West Palm Beach, Florida, USA, el cual ganaron grandes figuras del golf Argentino como Manuela Carbajo Re y Emiliano Grillo. Este fin de semana que pasó, María también gano la Copa de Oro en el Club Mar del Plata Los Acantilados (el quinto torneo del ranking argentino de aficionados que el año pasado ganara Pilar Muguruza). A pesar de las victorias, los trofeos, y las medallas, María se mantiene enfocada en lo que viene, siempre trabajando al 100% y sin perder la humildad que la caracteriza.

En diálogo con No Está Dada, María nos habló de su pasado deportivo y la difícil decisión de abandonar otros deportes para dedicarse al golf “full-time.” “Hasta los 12 años hacia escalada, tenis, esquí en invierno y golf” conto la joven golfista. Todo un as de los deportes, María se destacaba en las cuatro disciplinas, ganando medallas y trofeos el año entero. Aunque la joven golfista demostraba habilidad en todos los deportes que practicaba, todos sabemos que es difícil destacarse o “estar un paso más adelante” en el golf si no se le dedica el tiempo que demanda. Y eso, para Christian Müller, profesor de golf de María, era el obstáculo evitando que ella pegara ese “salto de calidad” que todos queremos en nuestro juego.

“Yo estaba negada, yo quería seguir haciendo todos los deportes,” cuenta María. “A las 5 iba a golf, a las 6:30 tenia escalada y a las 7:30 tenis, lo cual me sacaba tiempo de la práctica de golf.” El golf es famoso por ser un deporte que demanda horas y horas diarias de práctica para poder mejorar y eso fue lo que Christian intentó explicarle a María, ya que el veía gran potencial en ella. “Me dijo que me tenía que decidir por un deporte, porque es difícil ser excepcional en todo. También me dijo que el golf era lo mío y eso me hizo pensar las cosas. De a poco fui dejando los otros deportes para dedicarme al golf, Christian me ayudo a darme cuenta de que el golf era mi deporte.”

Al parecer Christian no estaba nada equivocado. Desde que María decidió dedicarse al golf “full-time” su juego ha crecido inmensamente. Tanto que se convirtió en campeona nacional e internacional, algo que muchas sueñan, pero pocas pueden alcanzar. María no llego a la cima sola, sino que con la ayuda de un gran equipo de trabajo. Cuando miramos conferencias de prensa de grandes deportistas, siempre agradecen a su equipo de trabajo, ese que los banca y los convierte en las estrellas que llegan a ser. María, por su parte, tiene un equipo de lujo integrado por su familia, su psicóloga (Patricia Fuentes), su coach (Christian Müller) y su preparador físico (Martin Nion).

“Christian me ayuda en lo técnico y la estrategia de cancha. Pato (por Patricia) me ayuda en todo lo mental, que lo tenía bastante flojo, pero ya lo estamos mejorando. Ella me ayudo un montón con el tema del enojo y mis pensamientos en la cancha. Y Martin me ayuda a mejorar el físico para estar más preparada y perfeccionar la técnica del swing.”

A pesar de tener solo 15 años, ella es una persona llena de coraje y honestidad, tanto como para compartir sus debilidades, ahora convertidas en destrezas, con el público. No todos somos capaces de admitir el enojo y los malos pensamientos que existen dentro del campo y si los admitimos quizás no son compartidos con el resto. María es transparente, auténtica y resiliente. Esas son cualidades que la pueden ayudar a llegar muy lejos en una disciplina tan compleja y exigente como lo es el golf.

En cuanto a su familia, María contó que ellos son de fierro, sus fieles seguidores y compañeros. “Mi familia siempre me apoyo en todo. Nosotros vivimos lejísimos, y sin embargo mi papá se sube al auto y hace kilómetros y kilómetros para llevarme donde tenga que ir. Mi mamá siempre me apoya desde San Martin cuando no puede viajar, y eso está buenísimo. Me vaya bien o mal, ellos siempre están ahí para mi y la verdad es que es re lindo. Mis hermanos también son deportistas, juegan al tenis y siempre están pendientes de mis torneos.”

Además de su equipo de trabajo, María también recibe apoyo del Chapelco Golf Club. No solo la alientan y la siguen a todos lados, sino que también la apoyan económicamente, lo cual es una gran ayuda ya que los viajes y torneos pueden ser costosos. “Chapelco me apoyo un montón en el 2019. Me dio una bolsa de palos completa, me paga toda la preparación psicológica, física y de mi profe. También me da chombas, gorras. La verdad estoy muy agradecida porque sé que casi ningún club hace eso.” La joven de San Martin también mencionó que los ministerios de turismo y deporte de la provincia del Neuquén también la han ayudado con pasajes y una beca deportiva. Y por último, la Asociación Argentina de Golf también juega un gran rol, ya que cubre los gastos cuando María juega torneos en el exterior representando al equipo nacional.

María es una joven llena de talento. Carismática y apasionada del golf. Uno de sus objetivos a largo plazo es asistir a una universidad en Estados Unidos, algo que muchos talentos argentinos están haciendo más habitualmente. Todo parece indicar que va por el camino correcto. A seguir practicando y colectando triunfos. A mantenerse enfocada y no quemar etapas. Ojalá cuando mire para atrás en perspectiva pueda decirse a si misma: “Qué suerte que elegí al golf!”.

Photo Credits: Estela Miranda (mamá de María)

Aldana Foigel para No Está Dada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.